La franquicia costea los anuncios de empleo de sus franquiciados

La franquicia costea los anuncios de empleo de sus franquiciados.

En 2 blogs en Internet están diciendo que no les parece correcto el hecho que la central publica ofertas de empleo en varios portales de empleo.

Para cualquiera que no sea de la red esto puede parecer raro pero para nosotros esto no es más que la lista de candidatos correspondiente a nuestra provincia interesados en trabajar con nosotros que cada día recibimos sobre nuestros correos electrónicos procedentes de la central que los ha preseleccionado en los portales de empleo.

Con ello la central no hace más que cumplir con el compromiso adquirido en los dosieres de información sobre la franquicia (vinculantes contractualmente y depositados ante notario) de realizar en beneficio de cada una de nuestras agencias, una publicidad diaria para captar personal y colaboradores para nuestras agencias

Recuperación canon franquicia

Recuperación canon franquicia.

También en otro Blog hay otro “sujeto” que del montón de basura que vomita se puede intuir que posiblemente ha sido candidato a la franquicia o se habrá hecho pasar por tal, pero o se hace el tonto porque le interesa tergiversar la realidad del proceso de selección que solo en el último año, casi 100 franquiciados seleccionados pueden acreditar como es realmente o realmente es tonto y no ha entendido nada en absoluto. También parece el típico paranoico que ve un engaño en cualquier cosa. –Por eso no hará un solo negocio en su vida.
En todo caso está claro que no es un ex-franquiciado, puesto que dentro de una infinidad de inexactitudes sobre la franquicia, para el canon dice que lo recuperas “siempre y cuando encuentres alguien que quiera continuar pagando en tu lugar” –Si fuera franquiciado, como cualquiera de nosotros, sabría que cuando solicitas la garantía de recuperación de tu canon, es la central y no tú que captas y seleccionas los candidatos para tu zona. Que no te prohíben que tú puedas presentar a algún candidato, ¡en absoluto equivale a que los tengas que encontrar tú!

Grupo Best, grupo humano, inevitable

Como en cualquier grupo humano, inevitable.

En una empresa del tamaño del Grupo BEST con cientos de franquiciados, comerciales, empleados, colaboradores con los correspondientes contratos, es absolutamente inevitable que algunos, a lo largo de los años incumplan sus obligaciones tanto contractuales como hacia los demás miembros del grupo a nivel individual o colectivo.
En tales casos, como en cualquier grupo humano, el grupo debe tomar las oportunas medidas y sanciones contra los individuos infractores para obligarles a rectificar y en caso contrario neutralizarles excluyéndoles del grupo.
Para ser legítimas estas medidas coercitivas deben basarse en “la ley” que constituyen los contratos (entre personas privadas), la llamada: “ley de las partes”.
Aún así, que duda cabe, que al igual que en cualquier grupo humano (como puede ser un estado como por ejemplo España; algunos de los individuos que han sido objeto de tales medidas, lejos de arrepentirse y rectificar se consideran perjudicados por el grupo y por lo tanto intentan “vengarse” perjudicando todavía más a dicho grupo así como a sus representantes y miembros.
Estos individuos comúnmente denominados “antisociales” se consideran perjudicados por el grupo y objetivamente lo han sido y a veces mucho, puesto que las sanciones legítimas que el grupo ha podido tomar contra ellos pueden ser de consecuencias muy graves para ellos.
Solamente olvidan, en primer lugar, que son los únicos culpables de haber sufrido tales circunstancias, puesto que cuando decidieron infringir las normas contractuales o colectivas lo han hecho a sabiendas de las posibles consecuencias para ellos y en segundo lugar se olvidan del perjuicio que ellos han ocasionado al grupo o a sus miembros.
Así que es inevitable, que al igual que todo grupo humano, el Grupo BEST genere un círculo vicioso de represión de los individuos infractores de los intereses colectivos y que una parte de los mismos por mínima que sea intente vengarse del grupo que les ha reprimido generándole todavía más perjuicio, pero hay que ser conscientes que se trata de un mal menor puesto que de no tomar las medidas oportunas contra esta clase de individuos reinaría la “ley de la Jungla” y en consecuencia el perjuicio para el grupo y todos sus miembros sería infinitamente mayor acabando ineludiblemente por la destrucción total del mismo así como de todos los intereses desarrollados en su seno.